Asociación Nacional de Anunciantes
Calle 98 # 9 - 03 Oficina 606
Bogotá, Colombia

Unilever, Alquería y Ramo, entre las empresas que evitan el desperdicio de alimentos

12 Octubre, 2017

Una de cada tres toneladas de alimentos se pierde o desperdicia en Colombia, con esta cantidad se podría alimentar a más de ocho millones de personas.

Cada año se pierden o desperdician 9,76 millones de toneladas de alimentos en Colombia, lo que equivale a un tercio de la comida disponible en el país, según datos del Departamento Nacional de Planeación. Con esta cantidad se podría alimentar a más de ocho millones de personas, en un país donde 13,2% de los niños menores de cinco años presenta desnutrición crónica.

El Gobierno colombiano se comprometió desde 2015 con la reducción de estas cifras, y el sector privado también está aportando su granito de arena. Empresas como Unilever, Alquería, Ramo, Alpina y Grupo Éxito han desarrollado sus propias estrategias para que los alimentos lleguen a las mesas y no terminen en la basura.

La apuesta de Unilever ha sido la educación. La empresa ha implementado capacitaciones en escuelas de gastronomía y operadores de cocina para enseñarles cómo hacer rendir al máximo los alimentos. En estos programas, han participado instituciones como la Universidad de La Sabana, Politécnico Internacional, Instituto Superior Mariano Moreno, Colegio de Gastronomía Gato Dumas, entre otros.

2017.10.12La empresa también apoya a empresas del sector servicios. De acuerdo con Gabriel Vásquez, chef ejecutivo de Unilever Food Solutions, “con los hoteles, restaurantes y casinos tenemos dos pilares: la nutrición y cero desperdicios”, para este último programa la empresa desarrolló unos indicadores para medir qué tantos desechos se generan en las cocinas.

Alquería ha sido aliado de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (Abaco), la cual reúne a organizaciones que reciben alimentos excedentarios en buen estado por parte de comercios, empresas o particulares. Con las donaciones, sirven comida a personas en situación de vulnerabilidad.

Desde hace 10 años, la empresa de lácteos ha donado 17,9 millones de litros de leche y $29.000 millones a 14 bancos de alimentos en 13 ciudades colombianas.

“Alquería se ha comprometido con las poblaciones vulnerables que carecen de los ingresos mínimos para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación”, aseguró Carolina Chica, gerente senior de RSE de Alquería, quien agregó que su meta es que “ningún niño colombiano vaya a estudiar sin tomar un vaso de leche”.

Ramo también tiene una alianza con los bancos de alimentos para reducir el desperdicio. Gracias a esta, en 2016 donó más de 108 toneladas de productos. La empresa decidió unirse al detectar que cada año cerca de 2.000 toneladas de productos aptos para el consumo humano eran devueltas por las grandes superficies, lo que hacía que se desaprovecharan alimentos de vida útil corta.

Frente a este problema, el Éxito ha buscado soluciones. El grupo aseguró que “las personas que trabajan en almacenes son capacitadas en el manejo de productos con el fin de minimizar daños, y en caso de presentarse, reparan los empaques sin atentar con la calidad e inocuidad del producto”.

Asimismo, a través de la Fundación Éxito, se cofinancia el programa Reagro de la Fundación Saciar, que trabaja con agricultores para recuperar los excedentes que se generan en la cosecha o durante el transporte y/o distribución de los alimentos. Gracias a la iniciativa, se lograron recuperar 3.172 toneladas de comida en 29 municipios de Antioquia, beneficiando a más de 42.100 personas en 2016.

Igualmente, la Fundación Éxito trabaja con Abaco, y el año pasado entregó 1.916 toneladas de alimentos en buen estado provenientes de sus almacenes a 25 bancos de alimentos en el país, que beneficiaron a 482.890 personas de 29 instituciones en 22 departamentos.

Alpina también aporta a través del proyecto Buen Provecho, creado en 2015. Con este, se rescatan productos en buen estado a través de la recomercialización de comida de corta fecha o cuyos empaques están deteriorados, pero se encuentran en óptimas condiciones para el consumo humano.

Esto ha permitido usar hasta 35% más productos en perfectas condiciones. Además, en lo que va del año “hemos logrado aprovechar más de un millón de unidades, con las que estamos alimentando a los colombianos vía donación.
En 2016, logramos canalizar más de 850.000 unidades por medio de Abaco, con las cuales acompañamos la alimentación diaria de más de 4.500 personas en ocho ciudades”, dijo Cristina de la Vega, directora ejecutiva de Alpina.

Tres retos en el manejo de alimentos

En su estudio sobre la Pérdida y Desperdicio de Alimentos en Colombia, el Departamento Nacional de Planeación definió tres desafíos para dar un buen manejo a la comida. El primero es la tecnología, innovación y capacitación, es decir, la inclusión de buenas prácticas de producción y poscosecha. El segundo reto es la gobernanza, con el fin de avanzar en marcos normativos, regularizar las políticas, incentivos e iniciativas de las múltiples partes interesadas. El tercer punto es la información y comunicación, que consiste en campañas de sensibilización de cada uno de los actores de la cadena.

Fuente: https://www.larepublica.co