Asociación Nacional de Anunciantes
Calle 98 # 9 - 03 Oficina 606
Bogotá, Colombia

En el país hay más hogares con celular que con acueducto

17 Marzo, 2017

El 96,5 por ciento de los hogares colombianos tiene al menos un dispositivo en casa. Mientras que en el 96,5 por ciento de los hogares colombianos hay al menos un teléfono celular, solo el 89,5 por ciento de estos cuenta con acceso a uno de los servicios básicos fundamentales: el agua.

Así se desprende de la más reciente Encuesta Nacional de Calidad de Vida revelada por el Dane, en la cual se muestra además que, en el último año (2016), el número de familias colombianas con vivienda propia se incrementó, entre otros indicadores.

El año pasado, las familias con vivienda propia y libre de deuda se acercó al 43 por ciento, frente al 41,6 por ciento del 2015.

De los más de 14,4 millones de hogares que tiene el país, el 98,7 por ciento también cuenta con servicio de energía eléctrica; cerca del 65 por ciento, con gas natural; 77,5 por ciento, con alcantarillado, mientras que al 83,4 por ciento les prestan servicio de recolección de basuras.

La misma encuesta también deja ver que las mayores posesiones de los hogares colombianos están representadas en los electrodomésticos, que hoy se constituyen en bienes indispensables para el día a día.

Por ejemplo, 9 de cada 10 hogares colombianos tienen una estufa (eléctrica o a gas). La nevera se constituye en el segundo electrodoméstico con mayor presencia en los hogares.

Otra de las posesiones que casi no falta en las familias es el servicio de televisión por suscripción, ya que 7 de cada 10 hogares cuentan con él, por encima de artículos como la lavadora e, incluso, la plancha, que también se consideran de primera necesidad en la actualidad.

Entre los datos que muestran cómo viven las familias colombianas, se destaca el hecho de que, cada día, estas utilizan más el gas natural en la preparación de los alimentos, muy por encima de otros combustibles que varias décadas atrás eran los más usados, como el cocinol y la electricidad.

De hecho, el uso de energía eléctrica viene en franco descenso, pues hoy solo la utilizan el 2 por ciento de los hogares, frente al 3,4 por ciento del 2015.

Un factor fundamental tiene que ver con el uso del agua que llega a los hogares. Si bien el 48 por ciento no tiene reparos en utilizarla tal como les llega de su empresa de acueducto y el 32,7 por ciento se toma el trabajo de hervirla, el 10 por ciento de los hogares consultados prefieren comprar el preciado líquido que viene empacado en bolsas o embotellado.

Pero si de ahorrar agua se trata, la mayoría de los consultados por el Dane (48,9 por ciento) indicó que reutiliza el agua, y usan un tanque sanitario de bajo consumo (35,3 por ciento).

En materia de ahorro de energía, la casi totalidad de las familias acuden a la estrategia de pagar luces y utilizar los bombillos ahorradores.

En materia tecnológica, cada día, las familias colombianas están más dispuestas a hacer uso de esta, y prueba de esto es que cerca del 46 por ciento de los 14,4 millones de hogares tienen conexión a internet. El 81 por ciento cuenta con servicio fijo y el 47,6 por ciento, a través de un dispositivo móvil, señala el Dane.

En cuanto a dispositivos de última generación, las familias tampoco se quieren quedar atrás. Por ejemplo, 5 de cada 10 hogares cuentan con televisores de alta gama (LCD, plasma, led); en siete hay suscripción a televisión por cable; la mitad de las familias del país cuentan con un computador (de escritorio o portátil), y ya son más de 2,2 millones de hogares los que tienen al menos una tableta, sin contar con que en casi todos hay un celular.

Pero si de movilidad se trata, la encuesta del Dane señala que solo cerca del 15 por ciento de los hogares tienen carro propio; el 28,5 por ciento, motocicleta, mientras que 3 de cada 10 hogares poseen una bicicleta.

Por último, el Dane revela que la mayoría de los hogares colombianos (23,4 por ciento) hoy están compuestos por tres miembros.

Salud, buena nota en calidad
La calidad del servicio que brindan las entidades de salud a sus usuarios es buena.

Por lo menos lo es para 7 de cada 10 colombianos consultados por el Dane, quienes consideraron que esos servicios son buenos.

Solo cerca del 14,6 por ciento de las personas encuestadas consideraron malo el servicio que les prestaba su EPS y el 3,2 por ciento, muy malo.

La región caribe es la que mejor sale librada en este aspecto, pues para el 86,4 por ciento de los consultados su calidad es buena, mientras que la oriental obtuvo esa misma percepción solo en el 68 por ciento de las personas.

Esa percepción sobre la calidad de la atención en los servicios de salud del país mejoró en el último año, pues en términos generales, en el 2015 ese indicador fue de 73,8 por ciento.

No obstante, quienes consideran que, por el contrario, la calidad de los servicios en materia de salud es muy mala vienen en aumento.

Frente al 2015, el número de consultados insatisfechos aumentó en 344.000 colombianos, según datos del Dane.

A juzgar por la encuesta del ente oficial, Bogotá es la región donde hay un mayor inconformismo con los servicios de salud que se les prestan, pues el año pasado el 5,2 por ciento de los consultados por el Dane los calificaron de muy malos.

En el 2015, ese puesto lo ocupó San Andrés y Providencia, con un nivel de insatisfacción en servicios de salud del 5,5 por ciento, seguido por la región central.

Sin embargo, el año pasado hubo una notable mejoría en este aspecto en las islas, pues menos del uno por ciento de los encuestados por el Dane calificaron de muy malos los servicios que les prestaban sus EPS.

La región caribe sigue siendo la zona donde el menor número de encuestados consideran muy malos esos servicios.

Fuente: http://www.eltiempo.com/